Las delicias de El Bosco

Quizá de el Bosco esté todo dicho, o quizá no se sepa qué decir. Pertenece a una época a la que no perteneció. En sus cuadros se dinamita el tiempo, y es quizá esa atemporalidad lo que hace de él un artista universal.

La universalidad del arte es eso que lo acerca a lo inefable, o puede que simplemente sobren las palabras.

Nos podemos acercar a este pintor desde la forma, desde la historia, desde de la estética, incluso desde la zoología o la botánica, o desde todas estas disciplinas imbrincadas, y sin embargo, no acabamos de abarcar la magnificencia de su contemplación.

No acabamos de entender el discurso moralista de su narrativa, tan alejado de nuestro paradigma y a la vez tan próximo al lenguaje contemporáneo.

En El Bosco se da el estallido de la plástica, una revolución tan grande que me atrevería a decir que tuvimos que esperar a Picasso para que la Historia del Arte diera a luz a otro Quijote así.

Como retratista no podemos sino enmudecer ante las descripciones anatómicas de unos rostros muy pequeños, y es que en apenas unos centímetros cuadrados es capaz de condensar toda la individualidad del ser.

Es un ilustrador libre y preciso a la vez, como si sus arquitecturas oníricas, sus grotescos personajes, o su bestiario imaginado tal vez no fueran tal, y todo lo hubiera visto y vivido.

Lo colosal en lo diminuto, mil historias en un cuadro, mil cuadros en uno solo. Sus composiciones son tan complejas, que no parecen salidas de una cabeza. Cuánta creatividad y cuánta libertad para un hombre y una época; y cuánta luz y lucidez para unos tiempos tan oscuros, o no; El Bosco hace replantearse la historia.

El Bosco, un visionario que desde luego no parece pertenecer a ese tiempo ni a este mundo, un genio, y a los genios hay que ir a verlos, aunque sea para salir sin palabras, los genios son delicias para el alma.

https://www.museodelprado.es/actualidad/exposicion/el-bosco-la-exposicion-del-v-centenario/f049c260-888a-4ff1-8911-b320f587324a

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *