RESTAURACIÓN

En nuestros trabajos seguimos criterios que respetan la integridad histórica y material de la obra, y para ello empleamos productos reversibles y compatibles con el original, y además de probada eficacia y durabilidad en el campo de la restauración.

Todas nuestras intervenciones se completan con un informe detallado de los estudios histórico-artístico, histórico-material y etiológico de las alteraciones, así como de las tareas y productos empleados en la restauración.

PINTURA SOBRE LIENZO

La restauración permite obtener información sobre los materiales utilizados por el artista y su técnica pictórica. Tan importante es observar la composición del soporte y de la preparación como lo es la capa pictórica, con sus veladuras, empastes, etc.

Una vez que el restaurador realiza los estudios técnicos previos necesarios para el conocimiento de la obra, la tarea de restauración se ciñe, ante todo, a la conservación del material original y, si es posible, a la eliminación de añadidos que puedan perturbar su correcta interpretación.

En el caso de la pintura sobre tela, es común que los barnices de protección sufran con el tiempo una oxidación tal, que los colores originales aparezcan amarillentos, impidiendo que la obra muestre su auténtico cromatismo. La eliminación de barnices antiguos es un trabajo muy delicado para el restaurador, que debe valorar tanto las técnicas adecuadas de eliminación por medio de disolventes que no dañen la policromía, como los criterios de limpieza que no perturben la pátina del tiempo.

Galería de trabajos

PINTURA SOBRE TABLA

Desde su constitución, los profesionales de La Artigua han encontrado un gran desafío en las pinturas sobre tabla. El reto consiste en investigar y desarrollar los sistemas más adecuados a los problemas derivados de los débiles soportes de madera que sirven de sustento a este tipo de obras.

Las deformaciones propias del soporte originadas por el comportamiento natural de la madera acaban interfiriendo en la superficie pictórica, ocasionando desprendimientos de la pintura, por lo que se hace imprescindible adecuar la obra a sistemas móviles que amortigüen la necesaria contracción y dilatación de la madera.

Estos problemas se agravan en función del emplazamiento de la obra. Los cambios de temperatura y humedad pueden llegar a provocar importantes ataques de xilófagos. Los excrementos de aves son extremadamente corrosivos para la pintura. Elevadas tasas de contaminación ambiental también provocan la degradación de la obra.

Galería de trabajos

PINTURA SOBRE OTROS SOPORTES

El soporte pictórico ha ido variando a lo largo de la historia. Aunque los soportes más comunes han sido paredes (pintura al fresco o murales), tablas de madera y lienzos, muchos otros materiales se han utilizado para pintar.

El papel es adecuado para técnicas como la acuarela, el pastel, o el grabado. El cuero y en particular, la vitela y el pergamino, son superficies adecuadas para caligrafía, pintura y pastel. El metal es otro soporte usado históricamente, siendo los más apropiados el zinc, el aluminio y el cobre (usado desde el siglo XVI como soporte para el óleo). En el siglo XVI también se usó el marfil para pintar miniaturas.

En el siglo XX, se ha aplicado la pintura sobre gran diversidad de soportes, como el acetato, que se usa en collages, ensamblajes y técnicas mixtas, siendo preciso que esté previamente tratado para que se pueda pintar o dibujar sobre él usando acrílico, acuarela, guache, lápiz o tinta. La pintura contemporánea ha recurrido al collage o a los «objetos encontrados», añadiéndose a la tela papeles de periódico, cajetillas de tabaco, telas, maderas, latas, plumas, o cualquier otro objeto de la realidad.

Galería de trabajos

ESCULTURA

En cuanto a la Conservación-Restauración de Esculturas, la primera premisa se centra en el soporte de realización. La idea de escultura adquiere su base en el espacio que la materia crea (o en los espacios vacíos de materia, como pensaría Eduardo Chillida).

Más importante aún que el intento de conservar la terminación final que una escultura pueda poseer, es tratar de conservar el soporte matérico, formal y estético sobre el que la obra de arte recae.

En este sentido, la conservación de obras de arte escultórico debe centrarse en la preservación del soporte que las sustenta, de forma que el profesional ha de claudicar ante distorsiones estéticas con el ánimo de contener la degradación de los materiales que soportan la obra.

Galería de trabajos

OTROS

En este apartado se engloban todas las obras en las que hemos trabajado que no se pueden encuadrar en los otros epígrafes: mobiliario, piezas etnográficas, técnicas mixtas, artes decorativas…

Galería de trabajos

No se admiten más comentarios