TÉCNICAS PICTÓRICAS: LA ACUARELA

Vamos a hablar de la acuarela, ese juego de niños…porque tú también pintaste con acuarela y lo sabes!!!

 

Pero aunque todos hayamos pintado con acuarelas, no es una técnica fácil, de hecho probablemente sea una de las técnicas más complicadas que hay, pero es tan cómoda…

 

¿Y qué es exactamente la acuarela? Para empezar hay que decir que es una técnica magra, ¿recuerdas que era eso? Puedes consultar este post para descubrirlo, pero para que no pierdas el hilo te diré que una técnica magra es aquella que se puede disolver en agua, claro que tampoco había que ser un lince, con ese nombre… Está compuesta de pigmento aglutinado con una pequeña cantidad de goma arábiga. El que contenga tan poco porcentaje de aglutinante hace que sea una técnica muy brillante, es prácticamente el pigmento puro. También lleva algún aditivo como miel o glicerina para aportar mayor elasticidad a la pintura.

 

Debes saber que el aglutinante de la témpera, o gouache (para que veas que hablamos idiomas), también es la goma arábiga, pero además lleva una carga. ¿Tampoco recuerdas lo que es una carga? Deberías estudiar más o leer este post, pero como quiero que sigas leyendo que te distraes con una mosca, te lo contaré: una carga es una sustancia inerte, que no aporta color a la pintura pero hace que gane opacidad y consistencia; en pintura se ha usado carbonato cálcico (creta) o sulfato cálcico (yeso). Por eso la témpera es una técnica cubriente y la acuarela no.

 

Recordarás que cuando eras pequeño pintabas con unas pastillas embutidas en una bandejita, pues bien ese es el formato habitual de las acuarelas, aunque un poco más profesional, las pastillas son más pequeñitas y de colores más vibrantes. Normalmente vienen en una cajita que hace las veces de paleta, pero también se venden las pastillas sueltas. Este formato convierte a la acuarela en una técnica muy cómoda, se puede llevar a cualquier parte, y es perfecta para realizar apuntes del natural, o pintura de paisaje al aire libre.

 

Otro formato frecuente son los tubitos de acuarela. Con este formato necesitaríamos además una paleta. En los tubos, la acuarela se encuentra “en húmedo”, con un aspecto más pastoso y habría que diluirla para trabajar con ella. La ventaja fundamental de este formato no es tanto su comodidad, como el hecho de poder trabajar formatos más grandes en los que es necesario una cantidad mayor de mezcla de color.

 

Los lápices acuarelables serían una versión moderna de la técnica. Aquí la mina del lápiz sería la acuarela. Se pueden trabajar como los lápices de color normales y luego “acuarelar” el dibujo pasando un pincel humedecido. Si bien es cierto que se pueden lograr resultados muy interesantes, es un formato que dista mucho de la manera habitual de trabajar la acuarela, y los resultados por tanto no son como los de la acuarela tradicional, aquí el elemento plástico no es tanto la mancha, como la linea.

 

¿Y cuáles son las virtudes que hacen tan popular a la acuarela? En primer lugar, su comodidad. Como ya hemos dicho, es una técnica que te puedes llevar a cualquier parte y no requiere una gran infraestructura para ponerte a pintar con ella, es por ello una técnica muy rápida y espontánea. Además es relativamente barata si nos vamos a una gama de mala calidad y está al alcance de la mano (el imperio chino es un gran productor).

Ofrece grandes posibilidades expresivas y una gran versatilidad en cuanto a efectos y resultados. Es una técnica muy luminosa, vibrante y transparente, en la que la pintura  es prácticamente el pigmento puro y libre sobre el soporte que ofrece su luminosidad.

 

Ay si fuera fácil…qué lástima que sea una técnica tan difícil de controlar.

 

 

Hemos dicho que es el soporte el que ofrece su luminosidad, en este caso el papel.

Es fácil perderse en el universo del papel, hay tantos tipos, y todos tan bonitos…Si eres un enfermo del papel, de los que huelen los libros cuando están nuevos, y de los que tres horas en una papelería te saben a poco, tienes que visitar La Riva.

 

El papel es una gran aportación china a la humanidad (por si juegas al Trivial estas navidades). Básicamente son fibras de celulosa prensadas. Respecto a la fabricación del papel hay dos variantes:

    • Prensado en caliente (poro más cerrado) hay que tener cuidadin que nuestro  papel tiene que absorber el agua.
    • Prensado en frío (poro más abierto)

 

Puesto que vamos a pintar con acuarela vamos a incorporar bastante agua al papel por lo que éste debe absorber el agua, es por esta razón por la que los papeles de prensado en frío, como el aceite, son la mejor opción. Por esta característica que debe tener el papel, es conveniente utilizar papeles con un gramaje no inferior a 200-300g/m2, así se deformará menos que si añadimos agua a un papel más fino que se convertirá en una baba indomable. Para impedir el efecto de “baba indomable” los papeles se suelen tensar sobre una tablero con una cinta previamente encolada. Como el procedimiento de tensar un papel es mejor que lo veas, próximamente, el próximo año, colgaremos un vídeo ilustrativo, por el momento que sepas que el papel suele tensarse. Para el artista amateur y vago existe la opción de pintar directamente sobre un bloc de papel de acuarela con el perímetro encolado, que es como un tensado cutre.

 

Respecto al grano debes saber que existen papeles de grano fino (GF), grano medio (GM) y grano grueso tipo cráter (GG). Cada uno aporta unas cualidades estéticas determinadas por lo que la elección del papel es importante, y no debemos relegarla a una decisión secundaria. Los papeles de grano fino son adecuados para técnicas muy detalladas mientras que los papeles de grano grueso se adaptan mejor a una plástica más expresionista.

 

Existen dos marcas comerciales de papel que  tienen mucha tradición, Fabriano y Arches.

 

Ahora que ya tenemos el papel y las acuarelas, vamos a hablar del resto de materiales que podemos utilizar para pintar con acuarela:

 

  • Pinceles redondos:
    • Son los más adecuados para técnicas al agua ya que “cargan” más cantidad de pintura que los pinceles planos. Los mejores son los de pelo de marta, una especie de nutria que se va a quedar calva. Los de ardilla y los de oreja de buey son menos exóticos pero también están bien. También hay pinceles de bambú y de cabra japonesa hake que son tan suaves que seguro que no te resistes a pasártelos por la cara. Como ya has visto los animales son una maravillosa fuente de pelo, pero como no les gusta que se lo arranquen, se han aliado entre ellos y han inventado la opción vegana, el pelo sintético: suave, firme, barato y libre de sufrimiento animal.
  • Paletinas:
    • Son “como brochas” pero en versión finolis, con todo el cuerpo lleno de pelo y no sólo en el perímetro. Las adecuadas para pintar con acuarela son de pelo suave, de pelo de cabra hake, o de esponja. De hecho las esponjas se utilizan mucho en la acuarela, bien sea para pintar o bien para limpiar los excesos.
  • Liquido de enmascarar.
    •  Es un liquidillo similar al latex que sirve para “impermeabilizar” el papel. Digamos que este líquido hace que el papel repela el agua permitiendo así hacer reservas de claros, muy útil en una técnica tan difícil de controlar como esta. Cuando la acuarela está seca se puede retirar el líquido de enmascarcar con el dedo, como un moquillo. La alternativa low cost es utilizar cera de velas (se entiende que transparente), pero la cera deja de restos.
  • Más cosillas: trapos, frascos…

 

Respecto a la manera de trabajar la acuarela debes saber que hay muchas técnicas diferentes, pero todas tienen una máxima: se trabaja siempre del claro al oscuro, y ¿por qué?, te preguntarás… Pues bien, la acuarela es una técnica muy transparente, esto quiere decir que no se pueden corregir errores si nos pasamos, y además la luz la aporta el blanco del papel. En acuarela no se utiliza nunca el color blanco, es como si tu madre comprara croquetas congeladas, pecado. Entremos a definir los distintos procedimientos.

 

  • En seco: aquí la acuarela se aplica sobre el papel seco. Es una obviedad, pero por si acaso que sepas que la acuarela siempre se diluye con agua, no se puede pintar sin agua, cuando hablamos de seco hacemos referencia al papel. El efecto es una pincelada de bordes nítidos y recortados.
  • En húmedo: aquí el papel está previamente humedecido y provoca que la pincelada se “abra”, el color fluye por el papel dando lugar a una pincelada más difuminada.
  • Por capas: se trata de trabajar del claro al oscuro  obteniendo mayor oscuridad a mayor número de capas. Este procedimiento se puede hacer en seco (cuando la capa anterior está seca) o en húmedo (con la capa anterior húmeda).
  • Directo: es lo opuesto a trabajar por capas, aquí se aplica el color que queremos y con la intensidad que queremos desde el primer momento.
  • Peleteado: esta es la opción del freaky sin amigos. Aquí aplicamos el color en finas pinceladas del tamaño y grosor de una pestaña con un pincel muy fino (del tamaño de una pestaña) El resultado es muy detallado y se ha utilizado mucho para dibujos anatómicos, botánicos o zoológicos. También es una técnica muy empleada en el campo de la restauración. Ideal para gente con tiempo.

 

 

Todas estas técnicas en la práctica se encuentran imbricadas, y lo normal es mezclarlas en el mismo cuadro en función de lo que queramos representar o expresar.

Cosillas a tener en cuenta:

  • Hay que tener gusto. Es una técnica muy intuitiva que requiere saber cuándo parar.
  • Idónea para gente con paciencia.
  • El dibujo previo debe ser muy sutil, recordemos que es una técnica muy transparente y el dibujo se verá al acabar la pintura.
  • Se puede trabajar en caballete vertical, inclinado o sobre una mesa, pero esto debes tenerlo en cuenta, lo normal es que la pintura escurra, aunque puede ser que ese sea el efecto que busquemos.
  • Lavados y aguadas. Cuando aplicamos la acuarela muy diluida sobre el papel, en general para los fondos.
  • Degradados. La acuarela permite degradados muy naturales si trabajamos en húmedo ya que el color se funde solito en el papel; ya sea con otro color, o con el propio papel.
  • Mezcla de colores en la paleta o en el cuadro. Es una técnica en la que no todo se puede controlar y en la que el accidente espontáneo juega un papel fundamental y hay que saber valorarlo y tener gusto para mantenerlo o eliminarlo. En concreto las mezclas de color directamente en el cuadro aportan mucha frescura.
  • No utilizamos el blanco, la luz la aporta el papel. Es necesario hacer reservas de luz. Podemos emplear el líquido de enmascarar aunque ofrece contornos muy definidos. Sé que ya hemos mencionado este punto pero hay que recalcar lo infame que es utilizar blanco en una acuarela, acuérdate de las croquetas congeladas de tu madre.
  • La acuarela no es reversible aunque sólo relativamente. Es difícil corregir errores pero puesto que la acuarela se diluye en agua podemos eliminar un poco los errores si un pincel o con un algodoncillo húmedo. Si la “cagadilla” aún está fresca podemos absorber  la pintura con una esponja, si la “cagadilla” está seca podemos raspar un poco el papel con cuidadín.
  • La acuarela ya pintada no se debe fijar ni barnizar porque los colores cambian. Es una aberración incluso más grande que lo de utilizar blanco Lo adecuado sería proteger la obra con cristal y no colocarla al sol porque los colores se decoloran fácilmente.
  • Un poco de respeto a la técnica y la tradición. La acuarela es una técnica transparente, por favor no empastar, para empastar tenemos otras técnicas.
  • Técnicas mixtas (para los rebeldes). Después de explotar todas las posibilidades expresivas de la acuarela más tradicional que sepas que se pueden hacer cosas más modelnas como crear texturas con sal, salpicaduras, pintar con la pintura en un pulverizador, mezclar con otras técnicas como la témpera o el carboncillo o la tinta, incluso puedes pintar sobre lienzo como hizo Paul Klee.

 

 

En la historia del arte se ha considerado siempre una técnica menor, sospecho que porque los que dictaban estas cosas además de clasistas igual no sabían utilizarla.  Pero ya en el siglo en el que estamos las jerarquías ya no tienen mucho sentido, y podemos considerar a la acuarela una técnica más.

 

Surge en china con el papel, y los japoneses son muy buenos en una técnica que se conoce como Sumi-e. Tiene sus antecedentes en las pinturas magras de los murales egipcios, y en los temples y la iluminación de manuscritos en la Edad Media. En el siglo XV Durero hace maravillas con esta técnica, y es en el siglo XVIII en Inglaterra cuando la acuarela es explotada a nivel expresivo. Es muy curiosa la relación entre Inglaterra y la acuarela, sería muy interesante estudiar a nivel estético esta relación. Lo que parece claro es que la acuarela es más que perfecta para representar esos cielos plomizos y esos paisajes mojados de Inglaterra. También para pintar al aire libre, parece que la acuarela pertenece al ecosistema de la lluvia. Algunos de estos acuarelistas de escándalo son Thomas Gainsborough, John Constable, Paul Sandby, y Turner.

 

Luego ya en el XX la acuarela resulta fundamental para la explorar el lenguaje moderno. Kandinky pintó con acuarela el primer cuadro abstracto de la historia.

 

En España dos nombres del XIX destacan sobre los demás, y aunque no sean acuarelistas, sí que tienen pinturas magníficas con esta técnica, son Fortuny y Sorolla.

 

Actualmente la acuarela se utiliza sobre todo en el mundo de la ilustración, uno de los espacios que le queda a la pintura hoy en día.

 

Y eso es todo por hoy, espero que te hayan gustado estas pinceladas tan largas sobre la acuarela. Ahora te queda a ti ponerte a experimentar con la técnica. Te recordamos que tenemos una oferta de acuarela y cuaderno por 30€. Me lo quitan de las manos oiga!!!!!

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

2 comentarios

  1. Ana Maria Santos

    Me encanta como habéis explicado la técnica de la acuarela.Al pintar obviamos muchos detalles porque los efectos son impresionantes e imprevisibles y cuesta distanciarse. MUCHAS GRACIAS

    • Muchas gracias Ana María, nos encantan tus palabras, escribimos en el blog con mucho cariño…
      Que siempre saques tiempo para pintar!!!! Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *