Tres artistas en común: Derain, Balthus, Giacometti

La Sala Fundación MAPFRE  acoge la exposición ‘Derain, Balthus, Giacometti. Una amistad entre artistas’, que incluye una selección de más de doscientas obras, entre pintura, obra gráfica y esculturas, principalmente de los años veinte a los sesenta. Se exponen además otras piezas como trajes y mobiliario (como el mueble con los materiales de pintura usados por Derain) La muestra es el resultado de años de investigación, con obras aportadas por diversos museos europeos y norteamericanos, además de colecciones particulares.

En la trayectoria artística de André Derain (1880-1954), Balthus (Balthasar Klossowski, 1908-2001) y Alberto Giacometti (1901-1966) subyace una continua revisión de los códigos pictóricos: el estilo,  el dibujo, y la geometría en la composición. Los tres se mueven básicamente en la figuración y reivindican la tradición en un entorno artístico que consagra los movimientos abstractos y el surrealismo. De alguna manera, estos artistas reaccionan contra la herencia estética que las vanguardias artísticas habían consolidado a la altura de los años 30, cuando se encuentra y comienzan su amistad. En aquella época, Andre Derain, algo mayor que los otros dos era un artista consagrado, y su etapa fauvista había quedado atrás. Aún así, su pintura no abandona nunca la fuerza del color como lenguaje expresivo.

La exposición se divide en seis partes con temática independiente. En la primera, titulada La mirada cultural pueden contemplarse obras que representan la visión común que tienen estos tres artistas sobre la tradición figurativa y las culturas primitivas. Destacan las esculturas de Giacometti y Derain, cuya relación con el arte africano o el etrusco arcaico es evidente. En ellas se mezcla simultáneamente lo clásico con el arte primitivo y de otras civilizaciones. En la parte titulada Vidas silenciosas podemos ver representaciones artísticas que van desde el neoclasicismo hasta el realismo de Courbet y Corot. Son muy curiosas las diferentes copias que Balthus hizo de pinturas del pintor renacentista Piero della Francesca

En la sección El Modelo se incluyen los retratos cruzados realizados a amigos y modelos comunes. En la siguiente, Entreacto  hay un extenso número de obras que muestran la participación de Derain y Balthus en la creación de decorados y figurines para ballet y teatro. Del primero se conservan bocetos y trajes para la opera “El barbero de Sevilla”.

Las obras del espacio El sueño, visiones de lo desconocido unen el tema clásico de mujeres acostadas y en diversas posiciones. Aquí se muestran las conocidas jóvenes o adolescentes dormidas o soñadoras pintadas por Balthus. En Giacometti el cuerpo femenino son líneas ondulantes sobre sobre fondos vacíos. Su pintura parece destacar la materia, como si fuera una especie de escultura no definida.

La última sala,  La garra sombría reúne las obras realizadas tras Segunda Guerra Mundial. Aquí contemplamos la escultura de Giacometti en su plena dimensión: cuerpos estilizados, verticales, elegantes. Hay una semejanza con las figuras humanas representadas en el arte rupestre levantino español (período Mesolítico (entre el 9.000-4000 A.C., según zonas). También pueden verse las últimas obras de Derain, en las que la síntesis de color y forma logran una pintura que vuelve a un clasicismo exquisito, pero ni frio ni vetusto.

En suma, una magnífica exposición, con tres artistas muy personales, tanto en su estética como en su vida. Una muestra donde arte primitivo, clásico y moderno se complementan en una simbiosis casi perfecta.

Sergio Vallejo Fernández-Cela

Fundación MAPFRE:

Del 01 febrero al 06 de mayo 2018

Paseo de Recoletos, 23 (Madrid)

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *